UN GIGANTE DE ALMA MUY CHIQUITA

Escrito el 17 mar 2013 - 12:36pm por Luis Ventura

Rocío, Cristiano y Maradona

Por LUIS VENTURA

La grandeza de una persona se manifiesta en hechos chiquitos y Maradona se empecina en mostrar que ese coloso que fue en el mundo tiene un alma muy chiquita.

En los últimos días el tema que estaba en boca de todos fue el de la paternidad polémica del ex astro Diego Armando. Se habló mucho de su relación con Verónica Ojeda, de cuándo viajaría a conocer a Dieguito Fernando, de cómo se tomaban este nacimiento sus hijas y su ex mujer Claudia Villafañe, incluso también se tocó su nuevo noviazgo con su nueva conquista Rocío.

En este caso no quiero tocar ni hacer referencia a ninguno de esos temas, sino que quiero escribir sobre algo que vi y que realmente me dio mucha indignación.

Hace unos sábados atrás se jugó en el estadio SANTIAGO BERNABEU, el súper clásico español entre el Real Madrid y el Barcelona. El partido de fútbol más atractivo del mundo, por la calidad de los jugadores que entran a la cancha, por toda la movida mediática que genera este encuentro y por la cantidad de millones que hay rodeando este certamen.

El espectador más reluciente de este partido fue el ingrato Maradona, quien fue a ver este espectáculo acompañado por su nueva novia. Estoy más que seguro que con lo que representa la imagen de Diego dentro del mundo futbolístico, sobrarían lugares dentro del inmenso estadio del Madrid, para que pudiera presenciar el partido. Cualquier directivo del Real estaría dispuesto a compartir su palco con Maradona, por eso me pregunto si era tan necesario haber ido precisamente al palco de Cristiano Ronaldo.

Maradona fue director técnico de la selección argentina, en donde tuvo bajo su mando a Lionel Messi, una persona que es más gigante por toda su humanidad y humildad que por todo lo espectacular que hace dentro de una cancha.

¿Por qué ir justo al palco de quien es su máximo competidor? ¿Acaso intentó bajarle línea al crack rosarino? ¿Trató de presionarlo o minimizar su aura triunfal? Habiendo jugado Diego en el Barcelona, ¿era tan necesario mostrarse junto a Cristiano, quien hoy en día es el jugador que más representa al Real Madrid?

Me parece que nuevamente rompió todos los códigos que hay dentro del fútbol, pero son acciones que viniendo de esta persona, no me sorprenden.

Diego, en lugar de querer opacar la figura de Messi, o cualquier otro que pudiera opacar tu historia que es rica por sí misma sin bajezas, empezá a sumar para que el chico siga creciendo y demostrando día a día, que no solamente se puede ser el más grande dentro de una cancha, sino también fuera de ella. No como vos. (SÁBADO SHOW)