TERRIBLE / Cinthia Fernández y su familia amenzadas de muerte por barrabravas

Escrito el 25 feb 2016 - 12:17pm por Urushow

cinthia-fernandez-defederico

La bailarina y vedette argentina Cinthia Fernández denunció en las redes sociales que barrabravas de Independiente amenazaron de muerte a ella y su familia, luego de que su marido, Matías Defederico, pidiera la quiebra de la institución de Avellaneda para poder cobrar lo que le adeudan.

A través de un estudio jurídico, el actual jugador del San Marcos Arica de Chile ejecutó el crédito por la cesación de pago por más de un millón de pesos argentinos (70 mil dólares). Según detalla infiernorojo.com, si bien el club aún no fue notificado formalmente, la Comisión Directiva ya está al tanto de la situación.

Fernández recurrió a Twitter para hacer públicas las graves amenazas que recibió ella y su familia.

Quiero avisar públicamente, y si los colegas pueden difundir, que estamos amenazados por hinchas de Independiente, gente pesada”, arrancó.

A modo de resguardo público difundan porque ya se pasan. Tengo familia, tres bebés hermosas y no se puede vivir así”, agregó Cinthia.

Además iniciaremos acciones legales ya que tenemos todos los números telefónicos y las amenazas en nuestros teléfonos. Así que ahórrense dolores de cabeza y por favor sean conscientes de que hablan de una familia y no tenemos nada que ver con las gestiones de los contratantes”, advirtió.

Eximan de malos tragos a personas inocentes y criaturas y ustedes ahórrense dolores de cabeza en la justicia por amenazas”, insistió.

‘Balas para vos y tu familia’. Están enfermos. Hay límites y nosotros no tenemos nada que ver, hablen con los que gestionan contratos. Con mis hijas no porque ahí sí soy capaz de lo que sea. Respeto y cortemos con la enfermedad y fanatismo porque no tenemos nada que ver. Mi marido trabaja como todos e intentó demil modos cobrar aunque sea algo de su trabajo y de buenas maneras y nadie respondió. Pero basta con esta enfermedad de amenazar de muerte“, manifestó Cinthia Fernández.

¡Están mal! Así estamos. Y con mis hijas no porque soy yo capaz de matar por ellas, así que basta. Respecto a los ADN que tanto piden, les mando una fotito. Por favor qué mal estamos…”, cerro. (EXITOÍNA)