MUY HUMILDE / Vicky Xipolitakis quiere que el Papa Francisco la perdone

Escrito el 7 jul 2015 - 6:58pm por Urushow
Xipo rosario

Quebrada…

Tanta fue la presión que Vicky Xipolitakis se quebró.

La dueña del escándalo salió de su encierro tras once días, y dio notas a las revistas CARAS GENTE de esta semana.

Con producción de fotos en ropa informal, rosario en mano y de paseo por una iglesia, Vicky contó con mucho pesar su versión de los hechos y el difícil momento que atraviesa: “Nunca imaginé causar tanto daño. Asumo que todo lo que sucedió es culpa mía. Estoy muy arrepentida. Pero yo no tengo maldad. No me gusta lastimar a nadie. Ni fue mi intención hacerlo. Simplemente me fui a Rosario a visitar a un amigo. Siempre viajo por Aerolineas Argentinas porque me tratan re bien”, comenzo el relato de exorcismo “la griega” en CARAS.

Confesó que los pilotos la invitaron a la cabina y cuando le dijeron que despegue el avión “me dio un poquito de miedo. Me pareció peligroso porque yo sé que los momentos críticos de un vuelo son el despegue y el aterrizaje; el resta va con piloto automático. Pasaron muchas cosas dentro de esa cabina por eso a mi me gustaría que aparezca la caja negra para que se sepa toda la verdad”.

En la nota pueden leerse además declaraciones como “Estoy devastada, con mucho miedo, siento que estoy en el piso y todos me patean. Me están dando con odio”, y “de toda la luz y felicidad que era mi vida, hoy tengo que vivir en la oscuridad llorando”.

En GENTE recordó que cuando mostró el video del vuelo a los amigos de su novio y ellos le aseguraron que podía hacer“quilombo”, decidió darlo a los medios, pero aseguró que no quería que lastimaran a nadie.

Sobre los pilotos, expresó que Burlando, su abogado, fue el que notó el acoso sexual que sufrió ya que ella es muy inocente, aunque aclaró: “No me tocaron pero me preguntaban cosas íntimas, de sexo, como me gustaba hacerlo… En un momento trajeron Whisky y me dijeron que me iban a secuestrar para llevarme a Miami. Fueron muy babosos. Uno me dio su tarjeta para que lo llamara y nos encontremos. Yo no soy b… inocente si”. 

Para cerrar, sostuvo que no sabía quién era Recalde, y hasta declaró que lo confundió con Redrado, e hizo un llamado divino: “Hoy vivo presa, destruida y arrepentida. Quiero ver al Papa para que me perdone si es que hice tanto mal y para que limpie todos mis pecados”.  (CRÓNICA)

Noticia auspiciada por:

Liber Luna 620