MULTADO / “El Turco” Abdala muy enojado con un “chancho”

Escrito el 29 abr 2015 - 1:09pm por Urushow
ABDALA2

Se calentó

Es muy habitual ver gente “sacada” por la actitud de ciertos “chanchos”, como se les conoce en el vocabulario popular a los Inspectores de Tránsito.

Ya el hecho de cometer una infracción de tránsito altera a cualquier ser humano, si a eso se le suma que muchas veces la infracción no existe y la actitud del Inspector no es la más apropiada (no en todos los casos pero en la gran mayoría si), los ánimos se caldean aún más.

Washington “El Turco” Abdala sufrió, días atrás, de lo que él dice fue una multa injusta, además de la prepotencia y la actitud sobradora que habría tenido el Inspector. Y “El Turco” se expresó en su Facebook, con una publicación que tituló “No te pueden tocar el culo gratis…” y que reproducimos textual a continuación:

“Tengo presentada una carta en la dirección de Hugo Bosca (Tránsito) en la Intendencia (de Montevideo) porque me pusieron una multa en la rambla y Avenida Brasil hace ya varios días. Pasé con la verde, se transformó en amarilla, le toqué bocina al inspector para avisarle que había hecho eso y me multó. Casi una broma de Tinelli la del inspector. Yo fui quien le advirtió de la amarilla sangrienta. El inspector estaba papando moscas, no había visto nada si yo no le advierto. Allí, además, no hay manera de pasar con la roja porque hacia delante, solo entran 4 vehículos que te cierran el paso con el otro semáforo en la Rambla y Bulevar España. No se puede mentir en esto. Técnicamente no se puede cometer el acto que se me imputó.

El inspector ni me detuvo, lo vi meter la multa por el retrovisor. 

Me estacione a tres cuadras, volví caminando al lugar y le dije que me había puesto mal la multa. Me dijo, con aire sobrador, que no podía pasar con la amarilla. Le dije que había pasado con la verde y que se había transformado en amarilla. Le dije que en mi auto venía, además, un conocido que había visto todo y que eso no había sucedido. Discutimos, no le falté el respeto pero monté en cólera. Redacté un escrito, lo presente en la Intendencia y voy a ir ajuicio por esta multa ilegal hasta donde sea. Me sentí vejado, manoseado, no respetado y abusado en mis derechos ciudadanos. Un atropello vil. (Le saqué fotos para tenerlo en mi registro y el pibe además me hacía gestos para gastarme. Lindo servidor público, un irrespeto absoluto). 

Yo siento que los inspectores se abusan mal de su posición. Que andan escondidos muchas veces, casi como para cazar giles. No educan, no aleccionan, no ayudan.  Le ponen multas a algunos a otros los dejan pasar. A Pepe lo dejan con el auto mal estacionado donde quiera (hasta la prensa dio cuenta de esto) y es motivo de jolgorio y algarabías. A los giles nos embocan. No somos todos iguales acá. 

Lo que hay que detener es que te pasen por arriba. Por eso la propuesta de Topolansky o de Garcé, de romper el circuito de meter multas para que vayan asus sueldos, es aplaudida por todos. Suena truchazo eso. Es básicamente inmoral, sospechoso y ambienta a que pongan multas al voleo como en  mi caso.

Yo no odio a los chanchos (a veces me sacan) pero no están a la altura de las circunstancias. Entiendo que en vez de ser servidores públicos, los conductores los vemos como enemigos públicos. Y es patético que suceda así. Por eso el cachetazo de “delincuentes” espetado por Mieres, que es una licencia poética pero es la reacción lógica ante un atropello del Estado. Para mi algunos son efectivamente delincuentes. Punto. Lamento si ofende, pero poner mal la multa,o con mala leche, es ser delincuente. ¿O el funcionario público por serlo está inmunizado y no puede actuar contra derecho? ¿O sacarle como sea guita a la gente vale acá?  

Ayer,una amiga me decía que había estado mal Mieres porque un senador no puede expresar eso. Yo no veo las cosas así, si Mujica puede tratar de “hijos de puta” a los que se les da la gana, o de “boludo” o “nabo” a quien sea y pocos creen que hay un exabrupto allí, pues esos mismos no tienen derecho a sostener otra vara lingüística, o moral, con Mieres, por una expresión que no es procaz sino contundente. Claro, como Mieres es un caballero impresiona más. Pero esque se sintió robado, eso pasó y les gritó lo que sintió lógico. Pepe los hubiera mandado a la mierda y nadie diría nada.

Lo que pasa es que no le podés tocar el culo a todo el mundo y pretender que no sucede nada. Ojalá el Intendente que venga (Martinez a vos te hablo) entiendas que hay que bajar la mano en este despelote de los chanchos amarillos. No está bueno verlos y creer que son cazadores de gente. Por algo los conductores sentimos eso. ¿Somos todos cretinos o están pasados de vivos?

PD. 7.700 pesos de multa por cruzar en roja dice la factura del Abitab. Ni pasé con la roja, ni nada. (El mismo me dijo que era amarilla!!!) Pero es así, acá el Estado hace lo que quiere…total los giles pagamos… (La foto burlándose de mi la guardo para otra instancia)”.

¿Qué dirá la Intendencia de Montevideo?

Chancho turco

El Inspector “posando” para el que el Turco le saque la foto – Foto: Facebook de Washington Abdala

Esta noticia está auspiciada por:

TODOS 620