Marcel Daset, El Opinólogo / Novela berreta: “No me falten el respeto, soy Majo y La del 13”

Escrito el 22 jun 2016 - 11:53am por Marcel Daset
Daset 120

Escribe: Marcel Daset

Cuando la carrera artística de un artista, en este caso Majo y La del 13, estaba a punto de caer en el vacío o en la rutina de “más o peor de lo mismo”, la plenera, astuta e inteligente, como manotazo de ahogado, dio una vuelta de tuerca y “manoteó” a Lolo Estoyanoff, y aprovechándose de la fama del futbolista, le propuso grabar un hit prestado que se tranformó en hit “propio”, más por él que por ella. Lolo era la novedad, claro está, no ella.

Somos tú y yo” se convirtió en un éxito. Y era obvio que al futbolista devenido en cantante (algo que no hace para nada mal) no se iba a acostumbrar al trajín maratónico nocturno de boliche en boliche, o de en antro en antro, de la joven ex Majotón.

Hoy aquí no puedo, el fútbol no me lo permite”, decía él. Luego tuvieron un problema por una actuación en Salto y ahora (desde hace algunas semanas) en el boliche Azabache de Montevideo. Majo no fue a este reducto bailable, como sabrán, mandó un mensaje por las redes sociales, y anunció sí solo tres horas antes que no concurriría. A esa altura sus fans ya estaban en pleno baile, esperaban que cantara, tras ser anunciada con todo. “Me faltaron el respeto”, se jactó ella. Pero, ¿por qué le faltaron el respeto?, ¿en qué?…

Majo vestido

Por su parte, todo brotó cuando Lolo dijo que no cantaba en boliches (y ya había sido anunciado). Se comenta que en Azabache se hizo una parodia de la ahora pareja de tortolitos de Majo-Lolo, por The Party Band, algo que enfureció a los protagonistas de esta noela berreta.

Y como frutillita de la torta, Vanesa Britos, expareja del jugador de fútbol (ambos terminaron peleadísimos y no se pueden ni ver), cantó en ese boliche. Por todo eso es que la morocha siente que le han faltado el respeto. Ahora, Majo volvió a plantar a Azabache argumentando que “solo cantará en sitios donde no le falten el respeto”, valga la redundancia. ¿No será que el respeto lo faltó Majo y La del 13 junto a Lolo Estoyanoff por plantar boliches y no solo en Montevideo, sin importarles que muchos jóvenes pagaron una entrada para verlos?

Un problema en Salto, otro acá, otro allá, y luego cara de víctima y de “yo no fui”. Majo ya no sabe qué hacer para hacer prensa y para mantenerse en el tapete, claro, siempre victimizándose, por supuesto. ¿Acaso no es raro que todos le falten el respeto a la pobre Majo y a su tortolito? Igual, acoto acá que cuando un ser humano tiene una energía enrarecida (oscura), tan negra como su pelo, que anda por la vida creyéndose que es más de lo que es, llevándose el mundo por delante, la verdad, que ahí digo: ¡qué bueno que existan artistas completos como Vanesa Britos, con esa sencillez y humildad que la caracterizan!

Un poco antes. Bolonqui en Salto. Tenían que dar un recital, y no lo hicieron porque supuestamente no les habían dado una seña de lo que cobrarían por actuar. Gustavo Saldaña, uno de los organizadores de tal festival salteño, manifestó que la pareja conformada por Majo y Lolo minitió, que pidió cosas que no se habían hablado, y fue categórico, así, sin anestesia, en entrevista con radio Arapey: “estaban totalmente alcoholizados y drogados, consta en la policía. Nosotros hicimos todo bien, lo malo fue que no actuaron, y se nos complicó a nosotros porque la gente que pagó la entrada quería ver el espectáculo”. Conste que esto pasó en mayo, y lo de Azabache en junio, ¿qué otro sitio bailable o recital plantarán ahora?, aunque dudo que este lío mediático, por lo menos a Lolo no le debe causar mucha gracia, ya que bastante se ha hablado de su vida privada y mal.

Ya la cosa venía caldeada desde meses atrás cuando Abigail Pereira contó desde Miami que cuando Estoyanoff era pareja de Britos, éste le prohibió que siguiera siendo amiga de la chica trans, “por un tema de imagen”. ¿Estoyanoff habla de imagen?: habría que ver por qué el fútbol le dio la espalda.

Si tuviera que finalizar con un PD diría que Majo y Lolo son en realidad tal para cual, el uno para el otro; se merecen. Dios los juntó, el viento los amontonó, aunque sinceramente, como brujito del espectáculo que soy, le veo muy poco futuro a esta pareja. Se van a degastar; hay una energía que sobrevuela.

Me voy cantando “somos tú y yo, el uno para el otro…”.

Nota: Lo escrito en esta columna es responsabilidad del Autor y sus opiniones no necesariamente tienen que ser compartidas por URUSHOW.