Marcel Daset, El Opinólogo / ¿Llegó el fin de los dramas turcos ante la revancha brasileña?

Escrito el 4 may 2016 - 5:03pm por Marcel Daset
Daset 120

Escribe: Marcel Daset

Más de lo mismo. Repito: más de lo mismo. Imaginé que con todo el glamour y expectativa que generó antes de salir al aire la tira argentina, meses atrás, “Los ricos no piden permiso” (Teledoce), me iba a enganchar de entrada. Imaginé que la trama sería algo nunca visto, pero no fue así. Al mismo tiempo, a las 21:30 horas, también, desde Monte Carlo Televisión, le sale a competir “La Leona”, otro culebrón argentino. Y al ver ambas telenovelas con tramas muy distintas, una más novela rosa y otra más costumbrista y real, perfectamente podés hacer zapping, o dejar de verlas por unos días, total, si al reengancharte, todo sigue igual.

En Argentina ambas compiten y algunas veces rankea mejor una y otras veces la otra, aunque la muy criticada “Educando a Nina” (muy pronto por Monte Carlo Televisión), más cerca de la comedia que del drama, parece generar más adeptos televidentes. Más allá del drama, en lo personal me quedaba más prendido al televisor con las comedias “Solamente vos” o “Esperanza mía”, porque drama y más drama, llega un momento que abruma.

Y ahí está apareciendo en la pequeña pantalla “Moisés y los Diez Mandamientos”, la telenovela brasileña que llegó a Canal 10 y que también en la vecina orilla ha arrasado con el rating. ¿Será este el fin de los dramas turcos? ¿Quedarán atrás “Fatmagül”, “Sila” o “El Sultán”? Porque el trono lo tenían, antes, las tiras brasileñas (hasta que terminó “Avenida Brasil”), que en los últimos tiempos fueron destronadas por los turcos…

Pero como nunca está dicha la última palabra, y más allá de que las tiras provenientes desde Turquía son un éxito rotundo, en lo personal, me terminan aburriendo. Prefiero ver solo para pasar el tiempo a los mismos actores e historias que se repiten en todas las tiras de Pol-ka, como en “Los ricos…”, que aunque es más de lo mismo, me acostumbré a verla (y ya ni por comodidad hago zapping para ver cómo le va a “La Leona”), puesto que me enganché con la brasileña “Imperio” que está en sus instancias finales y justo viene a continuación de la argentina en la grilla del 12. A veces, uno por comodidad, se acostumbra a algo, como esas parejas que están en pareja, valga la redundancia, solo por costumbre, por no cambiar, por no tomar el control (remoto) y hacer zapping.

Demás está decir que ha sido Teledoce el canal exclusivo en emitir historias de TV Globo Brasil, pero ahora le salió al cruce Canal 10 con la emisión de la exitosa, brasileña, “Moisés y los Diez Mandamientos”. Y aunque La Tele tenga asimismo otra miniserie brasileña a la noche y dos veces a la semana, “El Cazador”, ahora la noche será Brasil Vs. Brasil: “Moisés” Vs. Carminha. ¿Versus Carminha?

Mujeres ambiciosas

Mujeres ambiciosas

Claro. Desde que la actriz Adriana Esteves personificó a la malvada Carminha en el boom de “Avenida Brasil” (emitida por Teledoce temporadas atrás), y aunque luego se deslució en “Dinosaurios y robots” a la tarde y por el mismo canal, tuvimos que esperar un poco para disfrutarla en otro papel a su medida: es una de las tres “Mujeres ambiciosas”, y gracias a Dios con su rol de Inés, ¡vuelve a ser malvada! Ver las “promos” de Teledoce anunciando el personaje ambicioso de Esteves, es como revivir a aquella Carminha que tanto extrañamos y que realmente paralizó al país con su maldad y media, con esa villana de manual.

Es así que con telenovelas brasileñas a la noche por Canal 10 y Canal 12, la bíblica “Moisés y los Diez Mandamientos” y la también superproducción de Globo, “Mujeres ambiciosas”, más allá de la competencia, pareciese que se termina la era turca, ¿o los turcos estarán preparando una revancha? El que está al firme todavía es “El Sultán” cada noche por Monte Carlo Televisión, que casualmente es el mismo actor que inició el fenómeno turco asimismo en Uruguay con “Las mil y una noches” por Canal 10.

Lo de éxitos de Brasil en nuestras pantallas no es novedad: desde los años 80 son aceptadas por los televidentes uruguayos. Atrás quedaron las eternas mexicanas con Verónica Castro (“Los ricos también lloran” -o “Mariana-, “El derecho de nacer”, “Rosa salvaje” o “Mi pequeña Soledad”), Thalía (“María Mercedes”, “Marimar”, “María la del barrio”, “Rosalinda”), Lucía Méndez (“Bodas de odio”, “Vanessa”, “Viviana”, “Tú o nadie”, “Amor de nadie”, “Marianela”), o las venezolanas “Topacio” con Grecia Colmenares, o Jeannette Rodriguez en “Cristal” y “La dama de rosa”, o la “argentinizada” también Colmenares en “María de nadie”, “Manuela”, “Pasiones”, “Más allá del horizonte”, o las colombianas como “Café con aroma de mujer” o “Betty, la fea”.

Las historias rosas brillan por su ausencia. Las mexicanas no tienen aquí la resonancia que lograban antes. Las venezolanas no existen ya. Las argentinas luchan por el rating pero ya no son ni la sombra de lo que eran: imagínense que ni Lali Espósito logró vestida de monja el boom mundial que provocó Luisa Kuliok con “La extraña dama”, donde daba vida a una monja encubierta en un convento. Las turcas lideran pero las brasileñas le declaran la guerra.

Veremos entonces, para poner solo dos ejemplos: ¿cuál será el programa más visto del día en la pantalla uruguaya, “Moisés y los Diez Mandamientos” o “Mujeres ambiciosas”? ¿Turcos o brasileños? Se escuchan apuestan.

Que gane la mejor. Yo, por comodidad, seguiré viendo a la novela rosa “Los ricos…”, que como toda tira de Pol-ka, termina de drama en policial. Ya aparecieron tiros, asesinatos, muertes, faltan que todos se conviertan en policías, mientras la trama tenga de fondo ahora el tema del “agua de la laguna que cura”, ¿querrán emular a la famosa “Resistiré” que con un “tema raro” para una novela de fondo, atrapó tanto a hombres y mujeres? No sigo porque si no, puedo estar horas divagando sobre el género de la lágrima…

Nota: Lo escrito en esta columna es responsabilidad del Autor y sus opiniones no necesariamente tienen que ser compartidas por URUSHOW.