Marcel Daset, El Opinólogo / Fue posible: la boludez de Charlotte Caniggia derrotó el esfuerzo de Osvaldo Laport

Escrito el 18 oct 2016 - 10:38am por Marcel Daset
Daset 120

Por Marcel Daset

Este año, con bombos y platillos festejábamos que por primera vez, hombres famosos uruguayos fueran elegidos como participantes-figuras del “Bailando por un sueño” argentino.

De entrada nomás, el líder de Márama, Agustín Casanova, era el preferido, no solo de Marcelo Tinelli, sino del jurado y del público. Firme ganador del certamen. Por su parte, su colega y amigo, Fer Vázquez, de la banda Rombai, también andaba volando en el certamen, y era candidato a llegar a la final por lo menos. Pero, por giras y presentaciones previstas con sus respectivas bandas, Agus y Fer se dieron, semanas atrás, el lujo de abandonar el “Bailando 2016”. Una pena. Una pena sí, porque sin lugar a dudas Agustín Casanova un gran posible ganador, pero no pudo ser.

Laport Bailando 2

Foto: Jorge Luengo / Ideas del Sur

El tercer famoso charrúa que se vino luciendo a su manera en el “Bailando 2016” fue Osvaldo Laport, levando su sueño a cuesta, luchando por él, nombrándolo hasta el último instante. Laport, pese a no ser bailarín, mostró todo su esfuerzo y dedicación, aunque muchas veces el jurado le puso bajos puntajes. Sin embargo, el hombre nacido en Juan Lacaze, con su eterna sencillez y humildad, se tiró a la pileta del “Bailando”, se arrojó a una faceta nueva en su carrera: la de bailar. Y aquí recuerdo una frase que siempre me ha dicho en entrevistas que este periodista le ha realizado: “me tiro a la pileta con o sin agua”. Así fue. Hubo ensayo, esfuerzo, mucho esfuerzo; recordemos que no tiene 30 años de edad; mucha dedicación y disciplina, y como pocos, bailaba “por un sueño”.

Pero, Charlotte Caniggia, que fue al voto telefónico (con el puntaje más bajo en la historia del “Bailando”) enfrentada a Laport, terminó, curiosamente, ganándole al uruguayo. Finalmente, el público decidió por el 55.62% de los votos que Charlotte Caniggia y Leandro Nimo continúen en el certamen. De esta manera, Osvaldo Laport y Macarena Rinaldi se despidieron del “Bailando 2016” en la noche del lunes pasado.

En ese voto telefónico rioplatense, primó más la boludez en torno a Charlotte, que el sueño de Osvaldo. La hija de Mariana Nannis “sorprende” con sus previas divertidas, y Tinelli logra que la operada también hija del “Pájaro” Caniggia, se mande una boludez tras otra, y aunque a veces resulta divertido, también cansa. Porque el jurado la destruyó, le puso un puntaje malísimo, pero el público la eligió. Aquí no prima la carrera del participante y si es tan querido o no; creo que prima quién te hace divertir más, no quién baile mejor o se esfuerce más que la mayoría.

El esfuerzo de Laport no sirvió, aparentemente. Charlotte, sin ningún tipo de esfuerzo, ya va saliendo airosa de dos votos telefónicos seguidos. La gente (creo que los votan son en la mayoría jóvenes, porque la gente adulta tiene un poco más de cabeza al votar) prefiere la previa, otra vez, la boludez, o a la abogada hot en su momento haciendo un pésimo playback de temas de hits de Thalía, etc. Laport, en cambio, se presentaba en la pista sin ninguna previa, solo iba a mostrar lo que podía dar bailando. Si “Bailando” es “por un sueño”, injustamente Laport perdió y el público optó por quién te hace reír o entretiene más. Por eso, sabido es, el “Bailando” no lo va a ganar quién baile mejor.

Nota: Lo escrito en esta columna es responsabilidad del Autor y sus opiniones no necesariamente tienen que ser compartidas por URUSHOW.

studio-muto