Marcel Daset, El Opinólogo / Cartoneros, dedito pa´rriba para Agus Casanova y el “transmitir en vivo”

Escrito el 16 jun 2016 - 10:59am por Marcel Daset
Daset 120

Escribe: Marcel Daset

¡Qué semana! Lo de la Masacre en Orlando, con tantos muertos y heridos, con tantas familias destruidas, en esa matanza en un boliche gay por parte de un homofóbico, es monstruoso: no voy a referirme a ese tema, no como muchos gays que a raíz de eso ya mezclan todo y les salta la victimización y se mandan de “cartoneros” de estos tristes acontecimientos. No se justifica bajo ningún concepto esta masacre, pero tampoco justifico que los que se sienten “excluidos” salgan a victimizarse tan solo por que se autodiscriminan. Gracias a Dios, yo nunca me sentí excluido de nada: ser gay me ha abierto puertas, es solo una anécdota en mi vida, no un rótulo; es solo una elección de vida. No lucho por ningún derecho, lucho por mis sueños, por laburar y ser cada día mejor persona.

No deberían existir boliches exclusivamente para homosexuales, NO a los ghettos: deberían existir SÍ discotecas donde tanto heteros, bisexuales, gays, transexuales, travestis, etc., todos puedan bailar y divertirse en un lugar sin etiquetas. Y lo dice un gay como yo. Será que pienso tan distinto a la mayoría de los gays, que no me victimizo y la única bandera que llevo en esta vida es la mi país, no la del arcoíris.

Dejo de lado este lamentable episodio, y voy a algo que sí me enorgullece, y es la participación de Agustín Casanova de la banda de cumbia Cheta Márama en el “Bailando 2016”. Lo predije en esta misma columna hace semanas atrás: el chico (y su colega Fer Vázquez de Rombai) son firmes candidatos a la final del certamen, al igual que el actor uruguayo Osvaldo Laport.

En la noche de este lunes, el uruguayo líder de Marama irrumpió en la pista con una frescura inigualable, con un carisma contagioso, con una seguridad y convicción que, la verdad, es para aplaudirlo. El chico, de animar fiestas infantiles, de lograr en un año y medio un éxito latino con su banda, hoy es el elegido de Tinelli para participar como famoso que es en el “Bailando 2016”, y encima, tiene a Juanita Tinelli como su fans famosa número uno. Fue así que con una previa divertida, corta y precisa, sin “cartonear” como bien lo dijo Moria Casán, el chico la rompió. Fue así que Agustín, entró a la pista junto a su bailarina Josefina Oriozabala, bailó disco al ritmo de “Moves Like Jagger” de Maroon 5 ft. Christina Aguilera. Recibió entonces, muy buenas críticas por parte del jurado.

Agustin Bailando 2

Foto: Prensa IDEAS DEL SUR

Fueron lo mejor que vi, lejos. Tuvieron toda la onda, excelente. Hasta ahora son la revelación del certamen”, aseguró Ángel De Brito (10).

La coreo tuvo una combinación moderna y canchera. Se nota que tenés un talento natural para el baile, Agustín”, destacó Carolina “Pampita” Ardohain (10).

Moria Casán (10) también fue puro elogio: “Te movés como pez en el agua, Agustín, sos un gran showman. Bailaron precisos y seguros”.

Soledad Silveyra (voto secreto) hizo hincapié en la historia de vida del cantante: “felicitaciones por todo el esfuerzo que hiciste para llegar hasta acá”.

En tanto, Marcelo Polino (7) concluyó: “los vi relajados y con un buena onda”. Total: 37 puntos.

Antes de retirarse de la pista, Agustín se despidió cantando “Loquita”, y dedicándoselo principalmente ¿a su enamorada? Juanita, la hija del conductor de “ShowMatch”. Lo predijo este brujito del espectáculo: Agustín de Márama o Fer Vázquez de Rombai, son firmes candidatos a ganar el certamen en diciembre, o a estar entre los finalistas. Ver bailar a Casanova fue realmente maravilloso: si en la primera gala hipnotizó, no quiero imaginar en las próximas. ¿Tendremos a un uruguayo por primera vez como ganador del “Bailando” argentino? Después no digan que no se los anticipé…

Y entre todo lo que sucede en este ambiente, les confieso que ¡atención, famosos! Ojo que ahora muchos mediáticos “transmiten en vivo”, grabándose dónde sea, en una especie de reality, donde muestran cómo se lavan la cabeza en una peluquería, cómo bailan en un boliche, dónde están, y hacen viralizar esos videos en las redes sociales, en una especie de “estamos vivo”.

Es tanta la desesperación y hambre de fama, que los “cartoneros” en busca de mantenerse en el tapete o de llamar la atención, son capaces de grabarse hasta haciendo sus necesidades fisiológicas en el inodoro. “Transmitiendo en vivo desde el baño”: no digan que tampoco les avisé. Ya no hay intimidad. Todo bien, pero en Facebook por ejemplo he visto fotos de una madre que muestra su teta amamantando a su hijo. Todo bien, pero ¿hasta dónde? Después están quienes escriben: “aquí estamos solitas en casa, sin nuestros padres” (¿un aviso para los chorros?), o “dejamos la casa sola toda la noche, ahora, a bailar”. Es muy fuerte. Esto no tiene nada que ver con el espectáculo, pero viendo cómo está la cosa, los paparazzis se están muriendo de hambre, porque los propios famosos hacen su trabajo: se fotografían y suben todo a Instagram, Facebook o Twitter, por ejemplo. ¿Para qué un paparazzi va a hacerle guardia a Wanda Nara para fotografiarla si ella misma publica cientos de fotos por día desde que se levanta hasta que se acuesta?

En conclusión: los famosos con hambre de gloria se “cuelgan” de lo que sea para no dejar de “estar presentes”. Me encanta la actitud Casanova, que solo se cuelga de su propio talento y esfuerzo, y no necesita ni victimizarse, como bien lo dijo en el “Bailando”: siempre con positivismo y no estancado en el pasado en una situación triste que no tiene solución. Y “transmitir en vivo”: ahora sí que vivimos en un verdadero “Gran hermano”.

Nota: Lo escrito en esta columna es responsabilidad del Autor y sus opiniones no necesariamente tienen que ser compartidas por URUSHOW.