Marcel Daset, El Opinólogo / Agustín Casanova: ¿y si fuera gay qué? (¿Y Francis Andreu?)

Escrito el 27 jul 2016 - 11:32am por Marcel Daset
Daset 120

Por Marcel Daset

Los vi en la pista. Agustín Casanova, líder de la banda Márama, bailando salsa en trío, con ¡Fernando Dente!

Los rumores ya estaban sobrevolando, pero verlos juntos en la pista del “Bailando 2016”, despertó morbos, dimes y diretes, fantasías en el colectivo social. Sin ir más lejos, yo, con mi mente tan abierta, hasta llegué a pensar, tema aparte, que Agustín Casanova y Fernando Vázquez (Rombai), aparte de la sociedad musical que los une, podrían ser pareja. Claro, ante todos se muestran como heterosexuales, pero si fueran gays o bisexuales (los que gustan de los dos sexos), ¿quién los obliga a salir del closet? Del closet sale quién quiere. Cada uno es libre de vivir su vida y su sexualidad de la manera que desea. Porque cada uno tiene una familia detrás y a veces es muy difícil asumir, enfrentar, y aunque nos hagamos los “open mind” en Uruguay, aquí somos muy retrógados y en realidad la mayoría de la gente no acepta al homosexual. Vos aceptás que tu vecino, compañero de trabajo, o el de la tele sea gay, pero si tu hijo te sale gay, ¿lo aceptás tan abiertamente y sin problemas? El tema es cuando te toca en carne propia.

Agustin y Dente

Foto: Jorge Luengo / Ideas del Sur

Volviendo al tema, cuando vi a Agustín Casanova y Fernando Dente juntos y encima cantando dos temas en “ShowMatch”, uno de Ricky Martin (justo de Ricky Martin!, ¡hubieran elegido uno de León Gieco!) y el “Nena” de Márama, perfectamente mi mente abierta pensó: “¿son o se hacen?”. De Dente ya sabemos sobre su condición de gay asumido, y del de Márama (que es mi preferido del “Bailando”, aparte de que me cae muy bien por su sencillez y humildad, como bien ya he le he dedicado alguna columna aquí), he llegado a sospechar.

Sospechar que alguien es gay, cualquiera puede hacerlo. Somos libres de pensar lo que queramos. Una cosa es pensar, otra es difamar. Tal persona te puede parecer tal cosa y no lo es. Las apariencias engañan. Que a mí me parezca que podría Agustín ser gay, es solo lo que a mí me parece; no significa que sea así. ¿Y si fuese así?, ¿cuál sería el drama? Porque si no caemos en eso de que si alguien te tilda de gay sin que lo seas, te está difamando, como si ser “gay” fuera una mala palabra, un pecado. Y ser homosexual es tan normal como ser hetero o bisexual, o chica trans.

Sin ir más lejos, hace unos meses discutí con la cantante de tangos Francis Andreu por Facebook. Ella criticó a un cantante de cumbia pop y yo lo defendí, porque realmente valía defenderlo, y argumenté, sobre ella, que tanta mala onda de su parte hablaba de una persona que ni siquiera se asumió sexualmente. Ella, me “patoteó” y me explicó que le gustaban y muy bien los hombres. Ella puede decir eso, pero… La semana pasada la vi de invitada en “Púmbate” (Canal 10) junto a Verónica Piñeyrúa. Francis imitó a Diego Torres y en cada movimiento, no solo en la imitación, en la postura, en la forma de hablar y hasta de moverse, es 1000 veces más macho que yo que soy gay gracias a Dios asumido públicamente. Ella, en todo su contexto, parece lesbiana, aunque quizá no lo sea. Entonces, aquí hablo con más seguridad: Francis Andreu podría decir que es heterosexual, ok, si lo dice, habrá que creerle, pero nadie me puede prohibir a mí pensar que lo que se ve de ella, una lesbiana en potencia. O sea, para mí Francis Andreu es lesbiana, es mi percepción, y aclaro, que yo lo diga, no quiere decir que lo sea. Y si lo fuera, otra vez, ¿cuál es el drama? Ella está en todo su derecho de ser hetero, bisexual, lesbiana, perro, gato, lo que quiera ser. Y si no quiere salir del placard, también está en todo su derecho.

Y ya que estamos. Los travestis o llamadas “chicas trans”, como Abigail Pereira, a quien quiero y respeto mucho, por más que digan que son mujeres o “chicas”, para mí son hombres que sienten como mujeres. Por más que se operen, van a seguir siendo lo que son. Una lesbiana que se viste de hombre, se “abulta” el pantalón y camina a lo camionero, por más que diga que es hombre, va a ser mujer siempre. Una chica puede ser gordita y fea y creerse que es Claudia Schiffer, una modelo top, pero aunque ella crea que es una diosa, va a ser un bagre de por vida.

agustin_casanova_marama_fernando_dente

Foto: Jorge Luengo / Ideas del Sur

Muchos creen que yo soy “jodido” por ser transparente y frontal, pero yo sé lo que soy: no tengo que salir a explicar nada: nadie me conoce más que yo, y lo que opinen de mí los demás, no me quita el sueño. Agustín Casanova salió a aclarar en las redes que no era gay (a raíz de los rumores en las redes sociales y en los medios en general, por su baile con Dente), y la verdad, que no tiene por qué aclarar nada: si él y sus seres queridos lo conocen bien, no tiene que salir a aclarar. Las “mentes morbosas” como la de de muchos (me incluyo) como él mismo escribió en Twitter (“para las mentes morbosas del SXlX les comento que soy hetero y respeto mucho a quienes no lo son”), van a existir siempre.

Y nos quedamos con sus palabras, aunque cada uno piense lo que quiera…

Nota: Lo escrito en esta columna es responsabilidad del Autor y sus opiniones no necesariamente tienen que ser compartidas por URUSHOW.

Maxi y mexicano