Ya de por sí, aunque no lo reconozcan, los futboleros son muy cabalistas a la hora de los partidos de su selección o sus clubes. Somos capaces de llegar...